El concepto de Educación para la Salud y su importancia educativa

el concepto de educación para la salud

La salud en términos generales, es uno de los aspectos básicos de la calidad de vida tanto individual como social. La institución escolar e instituciones de educación no formal deben colaborar para educar a los futuros ciudadanos y ciudadanas en hábitos de vida saludable.

La actual concepción de la salud según la Organización Mundial de la Salud (OMS) implica no sólo la ausencia de enfermedad, sino el bienestar general: físico, mental y social; concepción planteada en 1954 y que supuso un importante avance a la forma de entender la salud.

Esta definición dio pie a que se tuvieran en cuenta aspectos que hasta el momento no se habían considerado. Por ejemplo:

– La salud es un continuo, a lo largo del cual caben muchas posibilidades y situaciones personales y colectivas.

– El concepto de salud es dinámico: ha ido cambiando a lo largo de la historia y seguirá evolucionando.

– Es un concepto relativo, varía de una cultura a otra. La idea de salud está muy relacionada con el sistema de valores, ideológico y político, que mantiene un grupo o sociedad.

– Es una condición para poder alcanzar otros aspectos fundamentales para el ser humano como la paz, la educación, la justicia social, etc.

El objetivo de la Educación para la Salud es pretender que los alumnos desarrollen hábitos y costumbres saludables, que los valoren como uno de los aspectos de la calidad de vida y que rechacen las pautas de comportamiento que no conducen a la adquisición del bienestar físico y mental. Como señalan algunos autores como Nuevo en el 2005, “no se trata simplemente de adquirir ciertas conductas saludables sino que es necesario fortalecer la personalidad, la fuerza de voluntad y el equilibrio afectivo como medio para fomentar los hábitos de salud”.

Las administraciones educativas en los últimos años, han reconocido la necesidad de impulsar una educación en valores, favoreciendo en los centros educativos programas y actuaciones que permitan trabajar la educación para la salud a los largo de todas las etapas del sistema educativo.

Desde las actuales leyes educativas se insiste en la importancia de la educación como vía para el desarrollo íntegro de la persona bajo una educación en valores democráticos y cívicos: “las sociedades actuales conceden gran importancia a la educación que reciben sus jóvenes, en la convicción de que de ellas dependen tanto el bienestar individual como colectivo. La educación es el medio más adecuado para construir la personalidad, desarrollar al máximo capacidades, conformar su identidad personal y configurar su comprensión de la realidad, integrado la dimensión cognoscitiva, la afectiva y la axiológica. Para la sociedad, la educación es el medio de transmitir y, al mismo tiempo, de renovar la cultura y el conjunto de conocimientos y valores que la sustentan, de extraer las máximas posibilidades de sus fuentes de riqueza, de fomentar la convivencia democrática y el respeto a las diferencias individuales, de promover la solidaridad y evitar discriminación, con el objetivo fundamental de lograr la necesaria cohesión social. Además, la educación es el medio más adecuado para garantizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, responsable, libre y crítica, que resulta indispensable para la constitución de sociedades avanzadas, dinámicas y justas”.

Las nuevas enseñanzas deben responder a las demandas de la sociedad y de la cultura de nuestro tiempo, por lo que el currículo no debe limitarse a la adquisición de conocimientos y conceptos, sino que ha de proponer y concretar una educación que favorezca el desarrollo de competencias básicas en las diferentes esferas de la vida, siendo la educación para la salud una básica para alcanzar la calidad de vida y el bienestar personal y social.

Dentro de la educación para la salud, la educación afectivo-sexual y la educación para la prevención de las drogodependencias son dos ejes fundamentales, aunque engloba otras áreas como: seguridad y educación vial, alimentación saludable, prevención y control de enfermedades, salud mental, educación medioambiental, etc.

Por todo esto, la educación para la salud se hace indispensable en los centros educativos y en la sociedad en general, para formar a los alumnos de manera integral y como personas dentro de la comunidad en la que viven. Educar a nuestros niños y niñas en hábitos de vida saludable nos ayudará a formar una sociedad más sana y con valores positivos hacia la vida.

Podéis encontrar más información en el apartado “Salud Pública” de la página web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España. Pincha aquí

Deja un Comentario