Educación basada en Competencias Clave

Desde hace unos años en nuestro sistema educativo y sistemas educativos de la Unión Europea se ha introducido la idea de la enseñanza basada en competencias clave, de la que podemos encontrar diferentes definiciones, de acuerdo con el proyecto DeSeCo de la OCDE (2002, p. 8):

«Una competencia es la capacidad para responder a las exigencias individuales o sociales o para realizar una actividad o una tarea […] Cada competencia reposa sobre una combinación de habilidades prácticas y cognitivas interrelacionadas, conocimientos (incluyendo el conocimiento tácito), motivación, valores, actitudes, emociones y otros elementos sociales y de comportamiento que pueden ser movilizados conjuntamente para actuar de manera eficaz.»

La LOE ya incluía en el currículo académico algunas ideas sobre las competencias básicas en relación con la evaluación. Con la LOMCE el gobierno introduce las competencias básicas ajustadas a las impuestas por el Consejo Europeo, son las siguientes:

1. Competencia en comunicación lingüística. Se refiere a la habilidad para utilizar la lengua, expresar ideas e interactuar con otras personas de manera oral o escrita.

2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.
La primera hace referencia a las capacidades para aplicar el razonamiento matemático y resolver cuestiones de la vida cotidiana; la competencia en ciencia se centra en las habilidades para utilizar los conocimientos y metodología científicos para explicar la realidad que nos rodea; y la competencia tecnológica, en cómo aplicar estos conocimientos y métodos para dar respuesta a los deseos y necesidades humanos.

3. Competencia digital. Implica el uso seguro y crítico de las TIC para obtener, analizar, producir e intercambiar información.

4. Aprender a aprender. Implica que el alumno desarrolle su capacidad para iniciar el aprendizaje y persistir en él, organizar sus tareas y tiempo, y trabajar de manera individual o colaborativa para conseguir un objetivo.

5. Competencias sociales y cívicas. Hacen referencia a las capacidades para relacionarse con las personas y participar de manera activa, participativa y democrática en la vida social y cívica.

6. Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor. Implica las habilidades necesarias para convertir las ideas en actos, como la creatividad o las capacidades para asumir riesgos y planificar y gestionar proyectos.

7. Conciencia y expresiones culturales. Hace referencia a la capacidad para apreciar la importancia de la expresión a través de la música, las artes plásticas y escénicas o la literatura.

Estas competencias provocan un replanteamiento del currículo y de los aprendizajes, y deben ser adquiridas por todo el alumnado. Además estos cambios implican una adaptación metodológica por parte de los docentes para que se puedan trabajar en todas las áreas de conocimiento.
Las competencias clave deben estar estrechamente vinculadas a los objetivos definidos para todos los niveles educativos. Esta relación hace necesario diseñar estrategias para promover y evaluar las competencias desde las etapas educativas iniciales e intermedias hasta su posterior consolidación en etapas superiores, que llevarán a los alumnos y alumnas a desarrollar actitudes y valores, conocimientos, técnicas y estrategias que favorecerán su incorporación a la vida adulta y que servirán de base para su aprendizaje a lo largo de su vida.
Estas acciones deben llevarse a cabo desde un carácter interdisciplinar y transversal, mediante el diseño de actividades de aprendizaje integradas que permitan avanzar hacia los resultados de aprendizaje de más de una competencia al mismo tiempo.

De primeras no parece una mala propuesta, pero no se puede tomar como la solución a los problemas existentes en la educación actual, además, muchas definiciones incluyen términos en relación con el desarrollo de las competencias para la implicación en el mundo laboral, aspecto importante de la persona, pero debemos preocuparnos más por cómo ajustar la educación y nuestro trabajo como profesionales a este concepto.

A continuación os dejo un artículo de César Coll, profesor de Psicología de la Educación en la Universidad de Barcelona con el título “Las competencias en la educación escolar: algo más que una moda y mucho menos que un remedio” y que aporta datos positivos y menos positivos sobre las competencias clave.
Artículo César Coll

Podéis encontrar más información en la normativa sobre competencias clave: B.O.E Orden 65/2015

Deja un Comentario