Orientación en el Proceso Enseñanza-Aprendizaje

Tradicionalmente se ha hecho especial hincapié en la tarea de enseñar, pero cada vez con mayor fuerza, se presta especial atención al proceso de aprendizaje, a los procesos de adquisición de adquisición y desarrollo de conocimientos, destrezas, competencias y aptitudes por parte de los alumnos y alumnas.
La orientación, en su objetivo de guiar a los alumnos y alumnas en el desarrollo de su autonomía, de acuerdo a su edad y contexto, contribuye también a formar personas autónomas en su aprendizaje.
En este marco, el “aprender a aprender” y las estrategias de aprendizaje constituyen un factor de innovación curricular. Esto supone introducir cambios en las dinámicas de clase, donde los docentes deben adoptar un rol distinto al que ejercían en las clases magistrales.
Vélaz de Medrano (1998), establece seis tipos de programas que se pueden llevar a cabo en los centros en colaboración con los equipos docentes para mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Trastornos_de_Conducta_y_Personalidad02

 

– Desarrollo de hábitos y técnicas de trabajo individual

– Adquisición de técnicas de estudio

– Desarrollo de estrategias metacognitivas aplicadas al estudio

– Desarrollo cognitivo

– Desarrollo de estrategias metacognitivas generales: metacognición y comprensión lectora

– Motivación